CONSEJOS PARA EL CUIDADO DEL CABELLO

de del

 

A continuación te damos algunos consejos prácticos:

·        Aclárate el cabello muy bien después de cada lavado. Los champús y otros productos dejan residuos que pueden irritar tu cuero cabelludo.

·        Utiliza agua fría o templada durante el aclarado, así tu pelo se verá más brillante. Además, el agua muy caliente daña el cabello y éste se vuelve más quebradizo.

·        Los lavados con infusión de Ginkgo Biloba y los champús nutrientes con vitamina B5 (pantenol) ayudan a fortalecer los cabellos más débiles y darles más brillo.

·        Sécalo suavemente y sin frotar con una toalla y evita el uso del secador. Siempre que te sea posible, déjalo secar al aire.

·        Si es indispensable utilizar el secador, nunca lo hagas de húmedo a seco sino de mojado a húmedo, usando siempre aire frío y evitando acercar mucho el secador al cabello. Es aconsejable aplicarle antes algún producto protector.

·        Utiliza siempre un cepillo de cerdas naturales para peinarlo en seco y un peine de dientes anchos para peinarlo después del lavado.

·        Protégelo de las inclemencias del tiempo como el sol extremo, la lluvia, el viento o el frío, utilizando un gorro o un pañuelo.

·        El alcohol, la cafeína y el tabaco deshidratan la piel y el cabello, evita su consumo en la medida de lo posible.

 

Alimentación y cabello

La dieta también es muy importante para la salud del cabello. Mantén una dieta sana y equilibrada, rica en vitaminas y minerales, para asegurar la correcta nutrición de tu cabello.

¿Quieres saber qué elementos esenciales de la dieta contribuyen al mantenimiento de la buena salud de tu cabello?:

·        La vitamina A (retinol) tiene un papel muy importante en la regeneración de tejidos, entre ellos el cuero cabelludo. La leche, los huevos y la mantequilla son alimentos ricos en vitamina A.

·        Las vitaminas del grupo B como las vitaminas B5 y B6 contribuyen a mantener la piel y el cabello sanos. Están presentes, por ejemplo, en las legumbres, los huevos y los cereales integrales.

·        La vitamina E tiene una importante función tonificante y ayuda reforzando la circulación sanguínea. La puedes encontrar en los cereales, los huevos, los frutos secos y en muchos vegetales.

·        La vitamina H (biotina) también está presente en los cereales (avena, cebada, maíz), en la soja, los huevos y algunas verduras. Regula la producción de grasa en el cuero cabelludo y protege al pelo frente a la caída.

·        Minerales como el hierro (huevos, legumbres, hígado), el cobre (nueces y cacao), el potasio (plátanos y legumbres), el selenio (cebollas, ajos, calabazas, manzanas) y el zinc (apio, espárragos, higos, berenjenas) también son importantes para mantener un pelo bonito y sano.

·        Es fundamental un buen aporte de proteínas de alta calidad biológica: huevos, leche, pescado, etc. Sin olvidar las grasas de origen vegetal (frutos secos y aceite de oliva), que previenen el pelo seco y quebradizo. El ácido linoleico es esencial para un cabello brillante y sano (presente en el aceite de trigo, girasol y la soja)

En general, es recomendable seguir una dieta sana y equilibrada, con productos de origen natural.

Con predominio de verduras, hortalizas, cereales, pescado y fruta.

Actividades perjudiciales y beneficiosas para el cabello

Ciertos estados emocionales como el estrés o la ansiedad pueden afectar la salud de tu cabello, por ello es conveniente mantenerlos bajo control. Un buen método son las técnicas de relajación como los ejercicios de respiración, el yoga, la meditación o el tai-chi.

Realiza regularmente ejercicios de respiración para relajarte.

Debes realizar ciclos lentos de inspiración y espiración, controlando siempre tu diafragma. Retén el aire 2 ó 3 segundos en tus pulmones antes de expulsarlo por la boca suave y lentamente, notando como disminuye tu abdomen.

 

Es muy útil acompañar este ejercicio de respiración con la contracción y relajación de los diferentes grupos musculares del cuerpo, de modo progresivo.

Primero los músculos de la cara, el cuello y los hombros, después los brazos y las manos, siguiendo con las piernas y acabando con el tórax, el abdomen y la región lumbar.

Los ejercicios de estiramiento y control postural como el stretching o los ejercicios de Pilates también ayudan en la relajación.

 

Y, sin duda, el ejercicio físico diario o al menos 2-3 días por semana, mejora el estado de ánimo y la salud en general.

La caída del cabello

Causas

Las razones por las que una persona puede sufrir una caída de cabello más acusada de lo normal pueden ser  varias:

caída del cabello estacional en otoño o primavera

períodos de estrés intenso, ansiedad o depresión

fluctuaciones hormonales (p.ej. post-parto, embarazo, menopausia)

trastornos endocrinos (p.ej. disminución de la función tiroidea)

trastornos metabólicos o nutricionales (p.ej. anemia)

trastornos inmunológicos

dieta pobre en vitaminas y minerales

tratamiento con ciertos medicamentos (p.ej. quimioterapia)

infecciones de la piel (p.ej. foliculitis)

En cuanto percibas una caída de cabello superior a la habitual, es importante dar con una solución eficaz. Si el problema persiste aun habiendo seguido un tratamiento, es recomendable acudir a un médico especialista (dermatólogo) para que pueda recomendarte algo específico y adaptado a tus necesidades.

Consecuencias

La caída de cabello, especialmente en la mujer, tiene consecuencias a nivel estético pero también a nivel emocional.

Aunque, en la mayoría de los casos, no se trate de un problema grave, la percepción es que esta pérdida de cabello sí es algo serio y relacionado con la salud de cada uno y por lo tanto podría tener un efecto en nuestro estado de ánimo y nuestra autoestima.

De esta manera, la caída de cabello puede derivar en otros problemas de carácter psicológico (afectación de la autoestima, ansiedad, etc.).

Y, en general, un estado emocional alterado podría afectar negativamente a tu día a día, a tus relaciones sociales e incluso a tu rendimiento en el trabajo.

 

Afortunadamente hoy en día existen tratamientos muy eficaces para combatir este problema, por eso no debes preocuparte más de la cuenta..

Soluciones

Existen distintos tipos de soluciones para la caída del cabello.

Básicamente los productos se engloban en tres categorías distintas:

Tratamiento oral

Tratamiento tónico (ampollas)

Complemento champú

Los tratamientos más eficaces son los orales y las ampollas teniendo más aceptación los primeros y el champú suele utilizarse como tratamiento complementario.

Los tratamientos orales están muy bien aceptados porque son tratamientos que trabajan desde el interior proporcionando una solución muy eficaz.

En diferentes noticias de esta Web presentamos productos que te pueden ayudar a solucionar este problema.

http://www.farmaciasantolayademorcin.es/priorin-para-frenar-la-caida-del-cabello

http://www.farmaciasantolayademorcin.es/en-otono-cuida-tu-cabello