GUÍA PRÁCTICA PARA PREVENIR Y TRATAR EL SÍNDROME DE PIERNAS CANSADAS

5 de June del 2014

En el enlace siguiente encontrareis la Guía de la SEFAC sobre el síndrome de piernas cansadas, es muy  interesante:

http://www.sefac.org/files/private/documentos_sefac/documentos/Sindrome_piernas_cansadas.pdf

 

¿Qué es el síndrome de piernas cansadas?
 
La función de las venas en el sistema circulatorio es recoger
la sangre de todo el cuerpo para llevarla de vuelta al
corazón, donde se oxigena de nuevo y sale a través de las
arterias para irrigar otra vez todos los tejidos. En el caso de la
circulación venosa de las piernas, para que la sangre circule
en contra de la gravedad la contracción de los músculos de
las mismas actúa como una bomba presionando las venas a
las que rodea Además, las venas disponen de unas pequeñas
válvulas que se abren con el paso de la sangre y se cierran
para impedir su retroceso, consiguiendo impulsar la sangre
hacia arriba.
Cuando el retorno venoso es insuficiente por fallo en este
sistema de bombeo, la sangre se estanca, se dilata la vena,
se filtran líquidos a los tejidos y se manifiestan los primeros
síntomas: HINCHAZÓN Y PESADEZ.
Con el tiempo, y debido a estar sometida a una tensión
excesiva, la pared venosa dilatada se hace cada vez menos
elástica y con ello pierde su capacidad de contención de
la sangre. Entonces aparecen las VARICES. Esta enfermedad
vascular se llama insuficiencia venosa crónica (IVC).
 
Síntomas
 
Pesadez y edemas en las piernas.
Dolor y prurito.
Cansancio.
Calambres musculares.
Parestesias nocturnas (sensación de adormecimiento
de las piernas).
Hormigueo, picor, agujetas.
Varices (dilataciones venosas en mayor o menor grado).
Hinchazón en miembros inferiores, que empeora con el
ortostatismo (estar de pie largo y sin moverse durante largo
tiempo) y con el calor y mejora con el decúbito (estar tumbado