¿QUÉ SON LA PREMENOPAUSIA Y LA MENOPAUSIA?

de del

Consejos para afrontarlas. ¿Qué es la menopausia?

 La menopausia es un proceso fisiológico normal que implica la desaparición definitiva de la menstruación durante 12 meses consecutivos y sin una enfermedad que la provoque. Suele producirse en torno a los 50-51 años de edad, aunque los antecedentes familiares y hereditarios son factores que influyen en el inicio de una etapa de la vida que se conoce como climaterio.

Fases de la menopausia:

La transición del periodo reproductivo al no reproductivo en la vida de la mujer se inicia entre unos 2 y 8 años antes del cese definitivo de las menstruaciones. A este periodo de transición se le conoce como premenopausia y se caracteriza por menstruaciones más irregulares y ciclos que pueden reducirse a 25, 23 o incluso 21 días, siendo las reglas más largas y abundantes. Así mismo, la posmenopausia es un intervalo comprendido entre 1 y 6 años tras la menopausia; se distingue entre una fase temprana, que incluye los 2 primeros años, y una fase tardía, que empieza a partir del segundo año. Por último, el climaterio es el periodo intermedio que abarca desde la premenopausia hasta la posmenopausia. En este intervalo se produce un cambio en la fisiología de la mujer que puede ser desfavorable en determinados aspectos de su salud y calidad de vida. Así como hay mujeres que no perciben apenas sintomatología menopáusica, también las hay que padecen unos cambios muy pronunciados en esta etapa vital, lo que se traduce en un incremento en el número de consultas clínicas relacionadas.

¿Cuáles son sus síntomas?

 

 Se estima que hasta el 75% de las mujeres menopáusicas experimentan uno o más de los síntomas de carácter agudo asociados a los cambios hormonales experimentados durante esta etapa. La mayoría de ellos perdura sólo durante un tiempo, como es el caso de los sofocos o la sudoración nocturna. Aunque no suponen una amenaza para la salud, pueden resultar molestos y, en algunos casos, afectar enormemente a la calidad de vida, limitando la actividad normal del día a día.

 La aparición de esos síntomas puede tener lugar en tres etapas:

 · A corto plazo: fragilidad emocional, sudoración, sofocos, irritabilidad, palpitaciones, nerviosismo, tendencia a la obesidad

· A medio plazo: cambios que afectan la musculatura, la piel y el aparato genitourinario.

 · A largo plazo: osteoporosis y aumento del riesgo cardiovascular.

¿Qué son los sofocos?

Los sofocos constituyen la manifestación clínica más característica de la menopausia y el principal motivo de consulta médica y farmacéutica de la mujer durante esta etapa. Comienzan en la premenopausia y desaparecen de forma gradual con los años; sus síntomas tienen una duración de entre 5 meses y 6 años. Aparecen como explosiones bruscas de calor (cara, cuello y tórax), seguidas de sudores, con posterior descenso de la temperatura corporal y aceleración transitoria la frecuencia cardiaca. Son más frecuentes por la noche, de forma que interrumpen el sueño, y pueden durar de 30 segundos a 2-4 minutos. Afectan a la calidad de vida de la mujer, repercutiendo en su entorno social, laboral y en su esfera afectiva.

 Tratamiento

Existen diversos tratamientos dirigidos a mejorar la calidad de vida de la mujer en esta etapa. El más común es la terapia hormonal sustitutiva, que consiste en la administración farmacológica de hormonas que intentan suplir la pérdida de estrógenos durante la menopausia. Otra opción también farmacológica son los SERM, unas sustancias que, sin ser hormonas ni derivados hormonales, actúan de forma similar a los estrógenos, pero únicamente en ciertos órganos. Aunque en líneas generales estos tratamientos son seguros, aún suscitan muchas resistencias entre las mujeres españolas, que siguen prefiriendo alternativas naturales que no tengan efectos secundarios de consideración.

Decálogo de consejos para afrontar la premenopausia y la menopausia

 A continuación se proponen una serie de recomendaciones que las mujeres en esta etapa pueden incorporar en su día a día para reducir los síntomas y favorecer su salud:

1. Fomentar la autoestima. Es importante que la mujer afronte este momento con una actitud positiva, viendo que esta nueva etapa de su vida puede aprovecharla para llenarse de vitalidad y experiencia, dedicándose más tiempo a sí misma y desarrollando aficiones.

2. Hacer ejercicio físico moderado y regular. La actividad física es importante para conseguir beneficios cardiovasculares y retrasar la aparición de trastornos, y ayuda a mantener la fuerza del músculo y evitar caídas. Podemos evitar el sedentarismo caminando entre media hora y una hora diaria o con otro tipo de actividades aeróbicas como el baile, el aerobic, y de acuerdo a las posibilidades reales de cada persona.

 3. Hábitos alimenticios saludables. En esta época de la vida existe una tendencia al aumento de peso y a la aparición de hipertensión arterial, colesterol alto y otras dolencias. Es preciso reducir el consumo de grasas y azúcares, así como aumentar el consumo de frutas, verduras y cereales y de productos que contengan calcio, como los lácteos. Además, la vitamina D es crucial para fortalecer el hueso y evitar problemas de osteoporosis.

 4. Moderar el consumo de alcohol y café y otros estimulantes perjudiciales. Más de dos o tres tazas de café diarias o más de dos vasos de vino al día no son recomendables.

 5. Reducir la sal en las comidas. La sal incrementa la tensión, por lo que no hay que abusar de ella. Podemos sustituirla por apio o hierbas aromáticas para no restar sabor a nuestras comidas.

6. Realizar controles periódicos de tensión arterial, colesterol y glucosa. Para detectar a tiempo cualquier irregularidad al respecto.

7. Huir del tabaco: El tabaco puede adelantar el comienzo de la menopausia, por lo que hay que evitar fumar y, en la medida de lo posible, ser fumador pasivo.

 8. Acudir a las revisiones ginecológicas. Para evitar los problemas típicos de esta etapa es imprescindible un control ginecológico periódico. El médico valorará la severidad de los síntomas y los posibles tratamientos. 9. Evitar la automedicación con hormonas u otros medicamentos. Es muy importante consultar con el médico y el farmacéutico para fomentar el cumplimiento terapéutico y realizar un seguimiento farmacológico.

10. Consultar con el farmacéutico la posibilidad de utilizar soluciones nutricionales. Muchos de los trastornos que afectan a la calidad de vida de las mujeres no requerirán de una prescripción farmacológica. El empleo de soluciones nutricionales que contengan isoflavonas de soja y lúpulo pueden ser un recurso de gran ayuda para combatir los efectos emocionales y físicos de la mujer en esta etapa de la vida.

 

Fuentes:

-Gómez-Ayala AE. Menopausia; salud genitourinaria. Offarm 2010; 29(5):60-66.

-Gordino M. Consejo farmacéutico en la menopausia. Aula de la Farmacia 2006; 10:38-44.

 -Erkkola et al. Phytomedicine 2010; 17(6):389-396.

 -Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM). http://www.aeem.es/fases.asp [Citado el 6 de junio de 2012].

 -Departamento Médico de Laboratorios Cinfa.

 

Premenopausia/Contribuye a aliviar los signos previos de la menopausia

Ns Nature System ha desarrollado Ns Premenopausia para ayudarte a paliar los síntomas previos de la menopausia.

Ns Premenopausia está elaborado a base de extracto de lúpulo con componentes activos con una doble finalidad: aliviar los síntomas emocionales y físicos que pueden aparecer durante la premenopausia.

Ns Nature System ha desarrollado Ns Premenopausia por sus propiedades saludables en el alivio de los primeros síntomas de la menopausia, tanto físicos como emocionales, que tienen lugar en la fase de ralentización de la actividad ovárica.

Se trata de un extracto novedoso de composición única, que concentra por primera vez los distintos grupos de compuestos bioactivos presentes en el lúpulo, aportando una doble funcionalidad:

  • Efecto estrogénico (1)
  • Combatir episodios estacionales de irritabilidad, ansiedad, cambios en el estado anímico y trastornos del sueño (2)
  • (1) Heyerik A et al. Maturitas 2006;54:164-175.

    (2) EMEA. Community herbal monograph on humulus lupulus l., flos. Doc. Ref. Emea/hmpc/513617/2006. 11 July 2000.

  • Está especialmente recomendado en personas en el entorno de los 50 – 55 años con reglas irregulares que presenten los síntomas de manera inicial:

    • Sofocos y enrojecimientos
    • Irritabilidad, Ansiedad…
    • No quieran o no puedan consumir soja.

 

Uso: Tomar 1 cápsula al día con un gran vaso de agua

 

 

 

 

Menopausia/Contribuye al alivio de los sofocos y la irritabilidad

Ns Nature System ha desarrollado Ns Menopausia para ayudarte a paliar los síntomas de la menopausia.

Ns Menopausia contiene una combinación exclusiva de isoflavonas de soja, con efecto rápido y mantenido frente a los sofocos, e isoflavonas de espino albar, que ayudan a reducir la irritabilidad y trastornos del sueño asociados a la menopausia.

Uso: Tomar 1 cápsula al día con un gran vaso de agua.

Ingredientes:

Las isoflavonas son sustancias no estereoideas que se encuentran en gran variedad de especies leguminosas, principalmente en la soja (Glycine max). Se trata de derivados polifenólicos que son capaces de unirse a receptores estrogénicos y mejoran los síntomas vasomotores, especialmente en mujeres con un mayor número de sofocos. (1)

Para esa mejora en los síntomas vasomotores, se requieren 40 mg de isoflavonas, con un mínimo de 15 mg de genisteína, cantidades aportadas por Ns Menopausia. (2)

Además, se conjugan las formas libres de absorción rápida junto con un porcentaje de formas conjugadas que al requerir esa hidrolización previa, se absorben más tarde y serían las responsables de mantener en el tiempo los efectos beneficiosos de las isoflavonas. (3)

El espino albar, por su parte se ha empleado tradicionalmente en episodios pasajeros de nerviosismo y ansiedad. (4)

Por ello, Ns Nature System ha desarrollado Ns Menopausia, que se diferencia por un perfil de isoflavonas cuidadosamente seleccionado y combinado con extracto de espino blanco.

(1) Juliá MD, et al. Prog Obstet Ginecol. 2008;51(3):146-61.

(2) Conclusiones III Consenso en Fitoterapia Ginecológica celebrada en Puente Viesgo, 2007.www.portalesmedicos.com

(3) Kano M et al. J Nutr 2006;136(9):2291-2296.

 

(4) Blumenthal M, et al. Herbal Medicine, Expanded Commission E Monographs 2000; pp 182-92.

Está especialmente recomendado en personas en el entorno de los 55 años que además presenten los siguientes síntomas:

  • Sofocos durante el día, enrojecimientos y calores.
  • Despertares nocturnos tras los cuales les cueste volver a dormir.
  • Ansiedad, nerviosismo e irritabilidad.

Se recomienda tomar durante varios meses hasta que remitan los síntomas y descansar.
Retomar el tratamiento cuando los síntomas vuelvan.

 

  1.