Vitaminas A, C y E y flavonoides, idóneos para prevenir el envejecimiento de la piel

 

Resultado de imagen de antioxidantes naturales

El envejecimiento celular cutáneo se relaciona con el correcto funcionamiento de los sistemas de defensa antioxidante del organismo, que está formado por diversas enzimas, vitaminas antioxidantes y sustancias sin actividad vitamínica, pero que también actúan como antioxidantes. Como señalan los expertos, las vitaminas antioxidantes son las vitaminas A (betacaroteno), que favorecen la correcta renovación de las células de la piel y producen una buena pigmentación ante la radiación ultravioleta; C (ácido ascórbico), que facilita la cicatrización al producir colágeno, y E (tocoferol).

  • Una dieta demasiado rica en grasas y azúcares fomenta el envejecimiento

"Sustancias antioxidantes sin actividad vitamínica son, por ejemplo, otros carotenoides, distintos a la vitamina A, como el licopeno", expone Luis Miguel Luengo, del Área de Nutrición de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición. A la lista añade otros compuestos como los polifenoles (flavonoides).

ALIMENTOS ANTIOXIDANTES
Los alimentos que contienen vitamina A son aquellas frutas y hortalizas que presentan colores anaranjados o rojizos, como la conocida zanahoria. También en otros como el tomate, el caqui o el albaricoque. En alimentos animales se encuentran en el hígado o la yema de huevo.

"La vitamina C se encuentra fundamentalmente en la soja fresca, la guayaba, la grosella, las coles, los pimientos, el kiwi, la fresa y los cítricos (naranja, pomelo y limón)", explica.

En cuanto a la vitamina E, está contenida en aceites vegetales (girasol) y en los frutos secos.

El tomate en todas sus variantes (tomate frito o triturado) es el alimento que más licopeno contiene, así como los alimentos elaborados a los que se añade alguna salsa de tomate. Mientras, los polifenoles (flavonoides) están presentes en la uva -sobre todo la tinta- la cereza, la manzana y té verde.

Con todo lo anterior, "el gazpacho o salmorejo serían dos platos que incorporan varios de estos alimentos y no es muy calórico".

Aquilino García, vocal nacional de Alimentación del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, incluye como antioxidantes las verduras de hoja verde, brécol repollo y todas las coles. También legumbres, pescado azul (ricos en ácidos grasos omega 3) y semillas oleaginosas.

CRUDO MEJOR QUE COCINADO
La mejor forma de consumir estas frutas y verduras, para que conserven todas sus propiedades, es en crudo. Asimismo, hay que evitar "todas aquellas formas de cocinar los alimentos que incrementen la oxidación de los nutrientes y los radicales libres, como algunos tipos de ahumados, tratamientos a altas temperaturas y frituras con aceites muy usados, que ya se han enranciado u oxidado" indica Luengo.

Aquilino García añade que una dieta demasiado rica en grasas y azúcares fomenta el envejecimiento. "Cuando se consume demasiada carne roja, embutidos, productos procesados y alcohol, se produce estrés oxidativo, que disminuye el colágeno, la elastina y el ácido hialurónico, lo que deriva en la formación prematura de arrugas y manchas en la piel".

Además, sugiere evitar el tabaquismo porque acelera notablemente el envejecimiento, reduciendo la elasticidad y dando lugar a un tono cutáneo apagado.

Teniendo en cuenta qué alimentos son antioxidantes y qué formas de cocinar son preferibles, el vocal nacional advierte de la importancia de no excederse a la hora de comer. "Un exceso de energía se relaciona con el envejecimiento celular, habiéndose demostrado que una restricción calórica genera menos estrés oxidativo".